Sobre mí

Psicóloga María Pérez Narciso

Soy María Pérez Narciso, licenciada en Psicología por la Universidad de Valencia.

En los últimos años en la universidad, empecé a interesarme por el mundo de la psicología clínica, el estudio de las emociones y la conducta. Por ello, decidí estudiar el master de Psicología Clínica del Centro de Terapia de Conducta de Valencia, adquiriendo una mayor formación en terapia cognitivo-conductual.

He trabajado en el ámbito de la rehabilitación en salud mental. En estos momentos además, soy asesora de orientación a los estudios en la Universidad de Zaragoza, Campus de Teruel.

Si estás leyendo estas líneas, quizá sea porque estás pasando por un momento complicado en tu vida, una situación de esas que se nos escapan de las manos, y en las que el apoyo de nuestros seres más cercanos no es suficiente. Hay veces, que necesitamos encontrar un punto de vista diferente, más objetivo y profesional, que nos enseñe nuevas estrategias para poder salir de ese difícil momento de la forma más cómoda posible.

Si te encuentras en esta situación, te animo a ponerte en contacto conmigo.

Tratamientos

Niños y Adolecentes

Terapia individualizada para niños y adolecentes en:

  • Problemas de conducta
  • Ansiedad y miedos infantiles
  • Depresión
  • Problemas de control de esfínteres
  • Fracaso escolar
  • Habilidades sociales

Adultos

Terapia individualizada para adultos en:

  • Trastornos de ansiedad
  • Problemas de relación social (enfado patológico, fobia social, entrenamiento en habilidades sociales, …)
  • Depresión
  • Problemas de alimentación
  • Insomnio

Terapia

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual se caracteriza por poseer una gran cantidad de estudios científicos que prueban la eficacia de las técnicas y tratamientos basados en ella.

Las personas vamos forjando nuestra forma de ser según nuestras experiencias. Aprendemos, por ejemplo, cómo actuar frente a unas situaciones u otras de una manera positiva y saludable. Sin embargo, a veces también aprendemos reacciones que nos dañan o que son dolorosas y que pueden convertirse con el paso de los años en un problema emocional.

Por lo tanto, la terapia cognitivo-conductual nos va a ayudar a “desaprender” esas reacciones que nos hacen daño. Va a ser como un entrenamiento, en el que la persona pondrá en práctica una serie de estrategias que le permitirán ir dominando su problema emocional hasta eliminarlo.


Terapia psicológica en niños, adolescentes y adultos La terapia cognitivo-conductual consta de 4 fases:

1º. Evaluación: es una de las fases más importantes ya que es en ella donde el psicólogo recaba toda la información necesaria para estudiar el caso de la persona que acude a consulta.

2º. Explicación de la hipótesis: esta fase consiste en darle a la persona de la manera más exhaustiva posible toda la información a cerca del problema que le ha traído a terapia. Es muy importante que lo entienda muy bien y así pueda comprender las técnicas que el psicólogo ha elegido para su tratamiento.

3º. Tratamiento: esta es la fase más larga de la terapia, y su duración puede variar según el caso. En ella se enseñan una serie de herramientas y estrategias que la persona tendrá que practicar y que poco a poco irán reduciendo el malestar que siente.

4º. Seguimiento: una vez el tratamiento ha finalizado con éxito las sesiones se irán espaciando en el tiempo, realizando así un seguimiento de la mejoría de la persona.

Contacto

María Pérez Narciso
c/ Amantes, nº 26, 2º A
44001, Teruel, España
Psicóloga Col. Nº A-02198
mpereznarciso@cop.es
Teléfono: 675 275 751